Viaje a los Balcanes (V): por los lagos de Eslovenia, Bled y Bohinj

Bohinj Bled lagos Eslovenia

Nos levantamos y lo primero fue mirar el tiempo porque decían que hoy iba a estar lloviendo, pero de momento hace solazo e internet nos dice que puede llover por la tarde, así que bajamos a desayunar y ponemos rumbo a la estación de buses donde compramos billete hasta Bohinj.

El lago más famoso y típico es el de Bled, y el de Bohinj, que está a unos 40 minutos después de pasar Bled, es menos conocido y frecuentado por turistas, pero a los propios eslovenos y gente que conocimos por allí les gusta más, así que decidimos ir a comprobarlo.

El bus salió a las 10.00 y los paisajes por los que pasamos, todo verde, fueron espectaculares. Llegamos a Bled sobre las once y cuarto, que es donde se bajó casi todo el autobus, y a eso de las 12 de la mañana llegamos a Bohinj nosotros y un chico más.

Eslovenia Bohinj pueblo

Nada más llegar sabíamos que habíamos acertado. No había casi nadie, una iglesia, un puente que cruzaba el río y enfrente, el maravilloso lago entre las montañas.

Eslovenia Bohinj lago

Nos pusimos a andar y vimos una pequeña calita libre para nosotros, ideal!! Dejamos allí el cargamento de cosas que habíamos comprado en Ljubljana en el supermercado de al lado del hostal para pasar el día, y nos sentamos a disfrutar de las vistas.

Eslovenia Bohinj lago

La temperatura había bajado y entre las montañas hacía más fresco, pero el tener el lago totalmente transparente y que no cubría casi nada al principio incitaba a bañarse, eso sí, ¡Qué agua más fría!. 😮 Pero nos vino de lujo para recuperarnos de la paliza del día de Venecia, los tobillos se nos deshincharon y fue uno de los mejores momentos de todo el viaje.

Eslovenia Bohinj lago

Había alguna persona en las calitas de al lado, pero están bien separadas y prácticamente no ves a nadie y menos aún oyes ninguna conversación. Al menos cuando fuimos nosotros eso era un nido de paz..

Eslovenia Bohinj lago

Aprovechamos a descansar, relajarnos, tomar el sol, comer y después de las 2 y media nos fuimos con bastante pena para coger el bus que pasaba a menos diez en dirección Ljubljana, pero para pararnos en Bled y ver las diferencias.

A eso de las 15.30 el bus nos para en Bled y aquí ya si que vemos a bastante gente, puestos de helados, tiendas y de todo. Comenzamos a andar ya que hay que rodearlo, vimos las piscinas que estaban repletas de niños y a medio camino empieza a llovernos, una pena pero decidimos dar media vuelta hacia el pueblo, pero por suerte sólo fueron ni 5 minutos de lluvia.

Eslovenia Bled lago

Rodeamos de nuevo el lago pero esta vez en la otra dirección. Vimos las famosas barquitas, el castillo en la montaña, la islita.. todo muy bonito, más fotogénico, más turista, pero menos “natural” y para bañarse la cosa está más difícil. Al entrar en el pueblo con el bus vimos una especie de playita que estaba llena de gente con toallas, aunque no llegamos a ir porque se puso a llover.

Eslovenia Bled lago

Si tuviéramos que elegir entre uno de los 2, nos quedaríamos con Bohinj, pero Bled también merece una visita y las fotos allí son espectaculares y eso que nosotros tuvimos mala suerte porque se empezó a llenar de nubes.

Eslovenia Bled lago

En Bohinj vale con unas horas relajadamente, en Bled para verlo bien se necesita bastante más tiempo, sobretodo si se quiere ir a la Isla, subir al castillo o ir a la Garganta Vingtar (una pena no tener un día más para haber visitado ésta 😦 ).

Eslovenia Bled lago

Después de tomarnos unos heladitos y visitar un poco la zona del pueblo nos fuimos hacia la estación (un peco lejos la verdad) a tomar un bus que en menos de 45 minutos nos dejaba de nuevo en Ljubljana.

Esa noche aprovechamos a comer las enormes pizzas que habíamos visto el día anterior y tanto nos gustaron que volvimos a repetir!

Eslovenia Ljubljana

Volvimos a dar vueltecitas por la pequeña y bonita capital y nos acercamos al barrio de Metelkova, una de las aglomeraciones más grandes de culturas alternativas de Europa.

Eslovenia

Como era sábado noche, aquello estaba lleno de gente, todos con sus cervezas o copazos. Había conciertos de grupos y un gran ambiente. Estuvimos un rato por allí y nos volvimos a descansar, que mañana tocaba visitar un nuevo país, Croacia, y no teníamos decidido que tren coger, si el de primera hora o el de por la tarde, lo único seguro era que debíamos dormir en Zagreb!

Presupuesto (por persona):
– Compra supermercado Ljubljana: 5€
– Ticket bus Ljubljana – Bohinj: 9€
– Ticket bus Bohinj – Bled: 4€
– Ticket bus Bled – Ljubljana: 7€
– Cena pizzas y cervezas: 6€
– Helados: 2,5€
– Hostel Tresor: 27,5 €
Total: 61€

Anuncios

Publicado el 8 diciembre, 2014 en Eslovenia, Europa y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: